Etiquetas

, ,

Inesperadamente, recibió Coro Argentum Granada la petición de participar en una Boda de Oro. Las conversaciones entre personas no conocidas resultaron amables y cercanas. Poco a poco, se fue eleborando un programa conforme a los sentimientos de la familia.

El día 17 de octubre, en clima de pandemia, los invitados eran pocos y el coro estaba al final de la nave, ocupando las esquinas de bancos alternos y todas las voces con mascarilla. Había mucho espacio desocupado.

Fue magnífica la impresión de recibir a esta familia no conocida, sencillos, elegantes, buenos, una familia unida. Desde el primer momento, Coro Argentum Granada sintonizó con la ceremonia y expresó la música lo mejor que pudo para ayudar a Teresa y José en su cincuenta aniversario de su enlace matrimonial.

Al final tuvimos oportunidad de conocer a esta gran familia que, quizá no veamos más, pero quedará en el corazón de todos.